Un jubilado mató de un disparo a un ladrón que entró a robar a su casa y se entregó a la Policía

Share

Un hombre de 69 años mató de un balazo en el pecho a uno de los dos delincuentes que habían ingresado a su casa con la intención de robo. Tras matar al joven de 24 años, se entregó a la Policía.

Sucedió este domingo por la noche, en Rosario. Ahora, la Justicia investiga si el dueño de casa actuó «en defensa propia«.

Fuentes policiales confirmaron que el hecho se produjo alrededor de las 23, cuando dos hombres ingresaron con fines de robo a una casa ubicada sobre calle Sorrento al 800, casi Rondeau, en la zona norte rosarina.

“Alrededor de las 23, una patrulla de la Brigada de Orden Urbano fue derivada por el sistema del 911 a un domicilio de Sorrento al 800. En ese lugar, los policías encontraron a una persona que yacía en el piso en medio de un charco de sangre”, explicó Claudio Brilloni, ministro de Seguridad de Santa Fe.

En diálogo con LT8, el funcionario contó que el dueño de casa «no opuso resistencia cuando llegó la policía», y que contó de manera espontánea que «personas extrañas habían ingresado a su domicilio y que disparó contra una de ellas».

«La bala le dio a la altura del tórax. El titular de la casa se entregó a la Policía y dio el arma con la que efectuó el disparo: una calibre .22. Luego del episodio se le dio intervención a la Fiscalía de Flagrancia que dispuso la detención del hombre. Todavía estamos realizando las primeras diligencias ordenadas por el fiscal”,contó el Ministro.

Un hombre 69 años mató de un balazo a un delincuente y se entregó a la Policía. Foto: Juan José García.

Según medios locales, el propietario de la vivienda, mató de un balazo en el tórax a un joven de 24 años identificado como Nahuel Aldana. En tanto, el otro delincuente logró escapar.

Brilloni señaló que el hombre que realizó el disparo “estaba solo en la casa” cuando se produjo el incidente y que por ahora «no se pudo confirmar» que fuera legítimo usuario de arma de fuego, según publicó el diario La Capital.

El dueño de casa estuvo un par de horas en la comisaría y durante la mañana recuperó la libertad por disposición del fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Patricio Saldutti, quien está a cargo de la pesquisa.

Con información de Télam

You may also like...